WikiDex:Pokémon Destacado/S621

De WikiDex
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
Rillaboom.png
Reseña

Nombre: Rillaboom
Número: 812
Tipo: Tipo planta.gif
Información: Rillaboom está basado en un simio de la familia Gorilla, no obstante, también presenta similitudes con un baterista de rock (género musical nacido en Inglaterra), siendo Galar una región inspirada en dicho país. Éste Pokémon también guarda un leve parecido con el extinto Gigantopithecus, un primate antiguo de grandes proporciones perteneciente a la familia Hominoidea, lo que explicaría el tamaño de Rillaboom.

El pelaje de la mayor parte de su cuerpo es marrón, partes de su cuerpo tienen un tono más claro como en las manos, pies, pecho, entrecejo, espalda y hombros, cosa que lo hace semejante a un Gorilla. Tiene las orejas y la nariz de color negro. También tiene lo que parece ser mangas verdes hechas de hojas, una en cada brazo. Sus ojos son de color rojizo y bajo ellos mismos tiene un color más oscuro asimilando a un sombreado. De la parte alta de su cabeza sobresale una gran cabellera de hojas con una liana que va hacia adelante, esto asimila el cabello de un rockero. También tiene un cinturón hecho de las mismas hojas de su cabello. Ahora, además de tener dos baquetas como en su preevolución, también tiene un tambor gigante el cual usa durante las batallas.

Este Pokémon suele siempre llevar el ritmo de todo lo que le rodea con sus baquetas y tambor. Las hojas que posee Rillaboom sintetizan energía a partir de la luz solar. Puede usar las baquetas y el tambor en modo de herramienta o instrumento. Éstos no son más que unas ramas recogidas del bosque en el que habita su manada, pero, tras estar expuesta a la energía que emana de su cuerpo, adquirió poderes especiales, y al paso que evolucionaban se transformaron en dos grandes baquetas y en un tambor gigante. Las flores, hojas marchitas, plantas y arboles recuperan su color cuando Rillaboom golpea con su baquetas y su tambor cerca de ellas.

Rillaboom es una especie que se destaca por su alegría, lo que se demuestra cuando toca con ahínco su tambor. Controla los poderes y las raíces de su singular tocón en combate golpeándolo como si fuera un instrumento de percusión.