Samina

De WikiDex
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
Samina
Samina
Samina en Pokémon Sol y Pokémon Luna
Información
Nombre japonés ルザミーネ (Lusamine)
Género Femenino
Edad 40+
Hogar Paraíso Æther
Región Alola
Clase Presidenta de la Fundación Æther
Videojuego Pokémon Sol y Luna
Pokémon Ultrasol y Ultraluna
Contraparte anime Lusamine/Samina
Contraparte manga Lusamine

Samina (Lusamine en inglés; ルザミーネ Lusamine en japonés) es un personaje que aparece en los videojuegos de Pokémon Sol y Pokémon Luna siendo la principal antagonista de estos. También aparece en Pokémon Ultrasol y Pokémon Ultraluna. Su padre fue el fundador de la Fundación Æther, de la que ahora ella es la presidenta. Es la madre de Gladio y Lylia y la esposa de Polo.

En los videojuegos[editar]

Samina aparece en los videojuegos Pokémon Sol y Pokémon Luna, Ultrasol y Ultraluna como la presidenta de la Fundación Æther. Ella planea abrir un Ultraumbral y liberar a los Ultraentes en toda Alola con la energía de Cosmog. En Pokémon Ultrasol y Ultraluna sus planes son distintos, pues su objetivo es entrar en un Ultraumbral para parar ella sola a Necrozma, en ambos juegos es controlada por el Ultraente Nihilego que le genera un problema mental.

Apariencia[editar]

Es una mujer de una gran estatura y constitución delgada.Aunque aparenta ser joven, en realidad afirma que tiene más de 40 años. Presenta un tono de piel muy pálido, ojos verde esmeralda y una larga melena rubia con forma ondulada. Su vestimenta consta de un vestido de color blanco principalmente, con una tela semitransparente por encima de color amarilla y un gran cristal negro con reflejos verdes en el pecho. También lleva unas mallas de color blanco en la parte delantera y negro en la parte trasera, que finalizan en unos altos tacones con detalles dorados, negros y verdes.

Personalidad[editar]

Samina es una persona muy agradable y encantadora, que al estar al mando de la Fundación Æther acoge en su seno a cualquier Pokémon, aunque provenga de regiones más lejanas a la región de Alola, para cuidarlos y protegerlos, pues tiene la ideología de respetarlos como merecen, e incluso opina que estarían mejor libres, por ello, le molesta la forma de tratar a sus Pokémon que tienen algunos entrenadores. Incluso se encarga de proteger algunas especies en peligro de extinción. Es la madre de Lylia y Gladio y siempre se ocupó de cuidarlos y enseñarles a respetar a los Pokémon. Sin embargo, después de perder a su esposo mientras este investigaba los misteriosos Ultraumbrales, Samina pasa por una gran depresión e intenta traerle de vuelta a toda costa, pero cuando consigue abrir uno de estos portales, el Ultraente Nihilego aparece y controla su mente volviéndola una persona completamente egoísta, posesiva, superficial y desequilibrada mentalmente. Esto se refleja en la manera en la que trata a sus hijos, a Guzmán y a los Pokémon, que ahora no son más que simples objetos a los que debe dar amor. Tiene una gran obsesión con la belleza y desprecia todo lo que considera feo.

Cuando Gladio y Lylia abandonan el Paraíso Æther con dos de sus experimentos necesarios para la investigación de los Ultraumbrales y los Ultraentes, ella los deja de reconocer como sus hijos, concentrándose únicamente en lo que ella ama. Su locura llega al extremo de llegar a ver a los Pokémon que siempre protegió como meros objetos de colección. Cuando Nihilego pierde control sobre ella, la personalidad de Samina se torna amable de nuevo, pero justo después cae inconsciente a causa de las toxinas del Ultraente.

En Pokémon Ultrasol y Ultraluna, la personalidad del personaje es algo distinta, pues está más enfocada a la pérdida de su marido que al incidente con Nihilego, aún así, Samina no cambia su actitud egoísta y debido a esta, decide traicionar a la Unidad Ultra y encargarse de Necrozma por sí misma junto con Guzmán. Sin embargo, Samina cambia su actitud después de ver como Lylia tenía razón en huir con Cosmog y en sentir compasión de Necrozma. Samina también se muestra más serena y visita a Gladio en su partida a Kanto, también comprende que Polo está mejor como está.

Historia[editar]

En Pokémon Sol y Pokémon Luna[editar]

Samina es la presidenta del Paraíso Æther, se encarga de organizar y mantener todo en orden para que los Pokémon puedan estar seguros y bien cuidados. Tiene dos hijos, Lylia y Gladio y está casada con Polo, un científico de la región experto en investigar sobre el misterio de los Ultraumbrales. Un día, Polo realizó un experimento que consistía en abrir uno de estos Ultraumbrales, el experimento tuvo éxito, pero Polo cometió el error de adentrarse en el portal y jamás volvió. Tras este suceso, Samina quedó muy afectada y entró en depresión. Comenzó a invertir mucho tiempo en la investigación de los Ultraumbrales para intentar traer a su marido de vuelta.

Sala de la colección de Samina.

Tras varias pruebas intentando abrir uno de los portales usando las investigaciones de Polo, consiguió abrir uno, del que salió el Ultraente, Nihilego, que acabó atacando a Samina, controlando su mente. Desde ese momento, la personalidad de Samina cambió totalmente, se volvió mucho más agresiva, egoísta, muy posesiva y desequilibrada mentalmente. Su visión de «darle amor a los Pokémon», desde entonces, se basó en poseerlos y guardarlos para ella en su colección secreta, congelándolos para poder mantenerlos con ella durante toda la vida. Desde aquel día se obsesionó completamente con el Ultraente que había logrado ver, quería traerlo de vuelta y añadirlo a su colección. Los Pokémon ya no son algo que cuidar para ella, son algo que coleccionar.

Samina comenzó a controlar también a sus hijos, cada paso que daban, escogía su ropa y tenía planeadas sus vidas. Cuando se fugaron con los frutos de su investigación, Samina lo tomó como un ataque personal y renegó por completo de ellos, pasando a centrarse únicamente en sus bellas criaturas y enloqueciendo rápidamente. Samina no da muestras de empatía y en su egocentrismo se propone eliminar cualquier obstáculo que la aparte de sus objetivos por muy descabellados que sean.

Durante la trama del juego, la encuentras por primera vez en tu primera visita al Paraíso Æther. Donde se te presenta como alguien simpática y agradable, es una mujer de más de 40 años que aparenta muchos menos (esto es a causa de las toxinas de Nihilego que logran rejuvenecer a su víctima). Tras la presentación, te hablará sobre la Fundación Æther y acto seguido se abrirá un segundo Ultraumbral delante vuestra y aparecerá de nuevo Nihilego. Samina queda fascinada y deberás combatir contra él para que vuelva a su mundo sin atacaros. Ahora, Samina se ha quedado sin los restos de energía de Nebulilla que le quedaban, sabe que si quiere reabrir el Ultraumbral necesita a Nebulilla de vuelta, así que se pone en contacto con Guzmán, el líder del Team Skull para que sigan sus planes y le traigan a su hija, Lylia, que tiene a Nebulilla con ella. Dejando, a cambio, a Guzmán entrar al Ultraumbral con ella para poder ver que hay más allá y a los Ultraentes.

Tras estos sucesos, la próxima vez que la verás, será tras el secuestro de Lylia. Cuando entres a la habitación de Samina, estarán juntas discutiendo. El último encuentro con Nihilego influyó enormemente en la personalidad deteriorada de Samina, haciéndola aún más agresiva hacia sus hijos, y llevando su locura y obsesión al límite, aunque Lylia sigue creyendo en su madre, ya que esta cuenta que Samina era una buena madre, que incluso jugaba con sus hijos cada vez que podía hacerlo. Samina ahora tiene el objetivo de abrir Ultraumbrales por toda la región de Alola para dejar salir a sus preciosos Ultraentes. Bajaréis juntos al sótano, dónde está su colección secreta, y allí, utilizará el poder de Nebulilla para abrir los Ultraumbrales, sin importarle si para ello tiene que acabar con la vida este último.

Samina logra su objetivo, desatando el caos en la región y alertando a los Espíritus guardianes de cada isla que luchan para proteger la región de los Ultraentes. Tras esto, Samina, que ha conseguido traer a Nihilego de vuelta y abrir de nuevo un Ultraumbral, ve la perfecta oportunidad de meterse en este para buscar a su marido. Y a pesar de que sus hijos no están de acuerdo e intentan pararle los pies, ella y Guzmán se van juntos a través del portal.

Samina fusionada con Nihilego.

Es por esto, por lo que Lylia decide intentar volverse fuerte y recuperar a su madre, pero ella no es entrenadora y su hermano debe quedarse en el Paraíso Æther ahora que su madre no está, así que decide pedirte ayuda durante su aventura. Para poder ayudarla debes buscar la Flauta solar/Flauta lunar que es capaz de despertar al Pokémon legendario de la región, es la única manera de reabrir un nuevo portal. Tras lograrlo y llegar al Altar del Sol/de la Luna podrás acceder al Ultraespacio dónde encontrarás a Guzmán pasándolo muy mal, te dirá que Samina está loca, quiere quedarse en ese mundo y está obsesionada con los Nihilego. Al encontrar a Samina esta discutirá con Lylia, llegando a llamar a esta última "fea, engreída y respondona" y a decirle cosas como "tú ya no eres mi hija", será entonces cuando te darás cuenta de que lo que dice Guzmán es verdad, Samina tiene una obsesión con Nihilego y ha perdido el control, tal es esta obsesión que se fusiona con uno de ellos para acabar con el protagonista. Tras fusionarse, Samina combatirá contra ti, pero incluso tras derrotar a su equipo Pokémon, Samina se saltará las reglas e intentará atacarte con el poder del ultraente para acabar contigo finalmente, es entonces cuando Lylia avisa a Solgaleo/Lunala para que ataque a Samina y salvarte.

Tras el ataque del Pokémon legendario Samina caerá sin fuerzas al suelo separándose finalmente del Ultraente. Lylia correrá tras ella, pues la vida de su madre corre peligro. Samina se muestra ahora arrepentida, ya no está siendo controlada por Nihilego, por lo que antes de desmayarse, dedica unas bonitas palabras a su hija, "no me había fijado... en lo guapa que estás". Tras esto, Samina cae en un coma debido a las toxinas de Nihilego que excedieron con la fusión, Lylia decide cuidarla e intentar traer a su madre de vuelta. Para ello decide viajar a la región de Kanto, para ver a Bill, la única persona conocida que anteriormente se había fusionado con un Pokémon.

En Pokémon Ultrasol y Pokémon Ultraluna[editar]

En Ultrasol y Ultraluna los sucesos son parecidos, pero en este juego el objetivo de Samina es distinto. Sigue siendo presidenta del Paraíso Æther, y sus hijos siguen siendo Lylia y Gladio. Ha perdido a su marido, al igual que en Sol y Luna y está obsesionada con traerle de vuelta, pero ella ahora no tiene como objetivo desatar el poder de los Ultraentes, si no introducirse por un Ultraumbral para recuperar a Polo y parar los pies a Necrozma junto a Guzmán. Su obsesión con Nihilego es menor en estos juegos. En estos juegos consigue reencontrarse con Polo y restablecer su vínculo con sus hijos, ya que pide a Lylia ayuda para curar a Solgaleo después de la pelea contra Necrozma y despide a Gladio en los créditos.

Samina también es una clave importante en el episodio del Team Rainbow Rocket, puesto que es secuestrada por esta organización.

Sprites y modelos 3D[editar]

Estos son los sprites y modelos 3D de Samina en los videojuegos:

S
L
VS Samina SL.png
VS
S
L
VS Samina 2 SL.png
VS (segunda vez)
S
L
Samina Modelo 3D SL.png
Mini

Equipo Pokémon[editar]

Pokémon Sol y Pokémon Luna[editar]

Primer combate

Combate realizado en el Paraíso Æther.

Segundo combate

En este combate, todos los Pokémon de Samina están envueltos en un aura que aumenta en un nivel de una de sus estadísticas:

Pokémon Ultrasol y Pokémon Ultraluna[editar]

Primer combate

Combate realizado en el Paraíso Æther.

Segundo combate

Este combate es realizado en la Liga Pokémon el día 1 de cada mes. Se trata de un combate por el título de campeón.

Citas[editar]

Pokémon Sol y Pokémon Luna[editar]

Introducción a la reserva natural

« Samina: Mis adorados Pokémon... Yo os protegeré... Cuidaré de vosotros con un amor más intenso del que hayáis conocido jamás... Vaya... ¡<nombre del jugador>! ¡Tilo! Bienvenidos al Paraíso Æther, la isla privada de la Fundación Æther. Me llamo Samina y soy la presidenta de la fundación. Es un placer conoceros. En el mundo hay todo tipo de personas. Hay gente como vosotros que hace el recorrido insular para conocer mejor a los Pokémon... Pero también hay humanos horribles que los explotan por dinero y les hacen daño solamente para satisfacer sus propias razones egoístas. Y por esa razón he decidido ser yo la madre amorosa que colmará de afecto a esos pobres y desvalidos Pokémon. Acogeré en mi seno a cualquier Pokémon, aunque provenga de las regiones más lejanas a Alola.

Tilo: ¡Samina, es usted impresionante! Y eso que aún es muy joven...
Samina: Ay, Tilo, ricura. Yo ya tengo más de cuarenta años.
Tilo: Ah, ya... Un momento, ¡¿quéeeee?! ¡¿Cuántos años ha dicho?!
Samina: Ju, ju. Un vestuario adecuado puede obrar maravillas. Es cuestión de saber elegir. Y está claro que necesitáis ayuda en ese aspecto. Un día de estos os escogeré unos modelitos para que podáis ir bien elegantes.
Tilo: Esto... No estará sugiriendo que nos pongamos ropa como la suya, ¿verdad? ¡Eso solo le podría quedar bien a Lylia!

Samina: No tenéis de qué preocuparos. Limitaos a hacer lo que os digo y todo irá bien. Si queréis ser felices de verdad, debéis hacer caso siempre de lo que os dicen los adultos. ».

Encuentro con Nihilego
  • Antes del encuentro

« Samina: ¿Acaso... vienes desde otro mundo?

Nihilego: Nihiii...
Tilo: ¡Samina, no se acerque! ¡Hay algo raro en ese Pokémon!
Samina: Pobre criatura...
Nihilego: ¡Nihiii!

Tilo: <nombre del jugador>. ¿Podrías combatir tú contra esa cosa? Yo pondré a Samina a salvo... ».

  • Tras el encuentro con Nihilego

« Samina: Lo sabía... Necesito a ese Pokémon... He de recuperarlo a toda costa...

Tilo: ¿Eh? ¿Ha dicho algo, señorita Samina?
Samina: Esa criatura era un Ultraente, no cabe duda alguna... Procede de una dimensión desconocida que conecta con nuestro mundo a través de un Ultraumbral. Parecía estar sufriendo por encontrarse en un lugar desconocido... ¡Pobre criatura! ¡No puedo permitir que un ser tan hermoso lo pase mal! ¡He de ayudarlo y darle mi amor! Muchas gracias por vuestra ayuda, jovencitos. Zyra, estos chicos están realizando el recorrido insular, ¿no es cierto? Asegúrate de que llegan a la siguiente isla, haz el favor.
Zyra: ¡Ah! Como usted mande, señora.
Samina: Yo voy a comprobar que los preciados Pokémon que estamos protegiendo estén todos bien. Luego hablaré con Fabio para que me explique qué es lo que ha ocurrido en el sótano. Además, debo preparar a la fundación para emprender nuestra más importante misión: ¡la conservación de los Ultraentes!

Zyra: De acuerdo. Os acompañaré hasta el transporte que os llevará a Ula-Ula. ».

Habitación de Samina

« Samina: Ah... Eres tú, <nombre del jugador>. Ha pasado algo de tiempo desde la última vez que nos vimos.

Lylia: ¿Eh? No puede ser... ¿Has venido a ayudarme, <nombre del jugador>? ¡Mu-muchas gracias! ¡En serio!
Samina: Hmmm... ¿Acaso os conocéis? Un/a entrenador/a tan carismático/a como
y tú... ¿amigo/as? No dejas de decepcionarme.
Lylia: Madre, ¡no necesito tu aprobación! ¡Voy a salvar a Cosmog!
Samina: Lylia... Estás diciendo cosas que ni tú misma entiendes. ¿Ahora me vienes con madre? Yo no soy la madre de dos hijos que rechazan mi amor para embarcarse en sus aventuras. Además, Lylia, cuéntame... ¿Qué eres capaz de lograr tú? Ni cuentas con la valía de un entrenador ni con la aprobación de tu progenitora. ¡Ja! Por hacer, lo único que has hecho es darte a la fuga con el sujeto de experimentos de otras personas. La belleza no lo es todo en la vida, pequeña. Pero eso ahora carece de importancia. Ya que estáis aquí, seréis testigos de cómo invoco al Ultraente.
Lylia: Madre... ¡te lo suplico! ¡No cedas a esos deseos tan egoístas! ¡No sacrifiques a Cosmog por el bien de un Ultraente! Si decides abrir el Ultraumbral... ¡Cosmog se morirá!
Samina: Así es. Es posible que ese sea el resultado. A fin de cuentas, me propongo exprimir al máximo todo el poder de Cosmog. Si de verdad te considerara mi hija, quizá me lo hubiera pensado mejor. O no.

Lylia: <nombre del jugador>... Muchas gracias por venir en mi ayuda, de verdad. Tengo la sensación de que siempre estoy dependiendo de la generosidad de los demás. ¡Tienes que salvar a Nebulilla, por favor! ».

Sala de trofeos
  • Antes del combate

« Samina: Acercaos.

Lylia: ¿Qu-qué es todo esto?
Samina: ¿Qué os parece mi pequeña colección privada? ¿No es magnífica? En este lugar puedo conservar a mis pequeñines para toda la eternidad y darles mi amor siempre que quiera. Mi pequeño Ultraente... Debe de sentirse tan desorientado, tan confuso en este mundo tan extraño... No podemos culparlo por intentar defenderse. Pero nada me dolería más que tener que verlo aquí encerrado, con los demás... Una criatura de tal belleza ha de vivir en libertad. ¡Una fuerza de la naturaleza, hermosa y terrible, recorriendo a placer la región de Alola!
Tilo: ¡Eh, <nombre del jugador>! ¡Anda, Lylia! ¡No sabes cuánto me alegro de ver que estás bien!
Samina: Vaya, vaya... Si también tenemos aquí al pequeño Tilo. Hmm... Y está claro que no puedo contar con Guzmán para que haga lo que le digo.
Gladio: Escúchame. Tienes que hacernos caso, aunque sea solo por esta vez. ¡No debes abrir el Ultraumbral bajo ningún concepto! ¡No puedes permitir que los Ultraentes invadan nuestro mundo!
Samina: ¡Tener hijos para esto! ¡Para que a la primera de cambio te traicionen y te abandonen llevándose todo aquello que te importa! Cosmog... Cero... ¿Es así como agradecéis mi amor? ¡¿Con deslealtad y alevosía?! ¡Y, por si fuera poco, os creéis con derecho a decirme lo que debo hacer!
Tilo: ¿Eh? Espera... ¿hijos? Eso quiere decir que... ¡¿que sois familia?!
Samina: Lo éramos... hasta que decidieron traicionarme. Una familia debe permanecer unida, quererse y apoyarse, pase lo que pase. Si no... En fin, dejémonos de sentimentalismos. Tenemos asuntos más importantes que atender. Conseguí abrir el Ultraumbral con una pequeña porción del gas que le extrajimos a Cosmog... ¡Imaginad entonces la cantidad de Ultraumbrales que podré abrir si utilizo su cuerpo entero! ¡Imaginad la cantidad de Ultraentes que vendrán a nuestro mundo!
Lylia: Por favor... No puedes continuar con esto... Cada vez que Nebulilla utiliza sus poderes, se queda sin fuerzas... Cuando los utilizó para sacarnos del Paraíso Æther... su cuerpo luego no... no respondía... ¡Si utilizas todo su poder, es probable que no logre sobrevivir!
Samina: Suficiente. Ha llegado el momento de abrir el Ultraumbral. ¡Acude a mi llamada, mi pequeña criatura! ¡Al fin! ¡Mis preciosos Ultraentes, desatados y libres por toda Alola!
Nebulilla: Cos...
Samina: ¡Cierra el pico! ¿No ves que estoy intentando disfrutar de este gran momento? ¡Lo único que me interesa de ti es tu poder! ¡Nada más! ¿Te enteras? Aunque me has sido de mucha utilidad... ¡Gracias a tu poder, mis pequeños por fin campan a sus anchas por toda la región! E invadirán hasta el último rincón... Akala, Poni, Melemele... ¡No habrá ni una sola isla en la que los Ultraentes no dejen su huella! ¡Ja, ja, ja, ja, ja!
Nihilego: Nihiii!
Samina: Ja, ja. Mi hermosa criatura...
Guzmán: Hey, presi... Parece que el experimento ha sido un exitazo absoluto, ¿no? Ahora por fin podremos usar al Ultraente para machacar a estos petardos.
Samina: En efecto... Guzmán, hazme el favor... Deshazte de estos incordios. Estoy ya muy cansada de que no dejen de interponerse en mi camino.
Gladio: ¡Yo me encargaré del Ultraente! ¡Cero fue diseñado con el propósito de acabar con criaturas como tú! ¡Tilo, tú párale los pies a Guzmán! ¡<nombre del jugador>, tú detén a la presidenta! ¡No podemos permitir que los Ultraentes invadan Alola!
Lylia: ¡Por favor, <nombre del jugador>! ¡Tenemos que salvar a Nebulilla!

Samina: Qué decepción. ¡Pero qué puedes esperar de unos ingratos que no entienden lo que es bello! Con tanto revuelo vais a acabar asustando a mi pobre criatura... Vamos, <nombre del jugador>... Tú serás el/la primero/a en caer. ».

  • Tras el combate

« Samina: ¿Pero cómo osas...? Bah... Mi único anhelo es estar junto a mis hermosos Ultraentes... No me importa lo que hagáis... ¡ni la suerte que podáis correr! ¡No! ¡El Ultraumbral! ¡Va a desaparecer! Guzmán, tú te vienes conmigo.

Guzmán: S-sí, señora.
Samina: Vamos a recuperar a mi criatura con una de las Ente Balls que hemos desarrollado aquí, en el Paraíso Æther...
Lylia: ¡Madre! ¿Por qué...? Nebulilla... ¿estás bien? ¿Ne... Nebulilla?
Gladio: ¿Qué le pasa?
Lylia: Ha cambiado de aspecto, y no se mueve...

Gladio: Lo mejor que podemos hacer es salir de aquí. Este sitio no me hace ni pizca de gracia. ».

En el Ultraabismo
  • Al encontrarla

« Ah... El mundo de los Ultraentes... Un lugar en el que lo único que me importa es el amor que nos une a Nihilego y a mí. Con una belleza tan exquisita este es el verdadero paraíso. ¡¿Pero qué hacéis vosotros en él?! ¡Estoy harta de vuestras insoportables caras en todas partes! ¡¿Quién os ha dado permiso para venir a nuestro mundo privado de incomparable belleza?!

(...) Se acabó. Ya te he soportado bastante. No quiero volver a verte.

¿No te das cuenta? Mira a tu alrededor. No he hecho más que regresar a este mundo maravilloso y no tengo la menor intención de regresar al anterior. ¡Tendría que estar loca de atar para querer volver allí! ».

  • Antes de combatir

« ¿Horrible yo? ¿Acaso los entrenadores son mejores que yo? ¿Ellos que se deshacen de sus Pokémon a la primera de cambio, cuando ya no les interesa tenerlos en su equipo? No sé para qué pierdo el tiempo charlando contigo… Pero hay algo que sí quiero decirte, Lylia. ¡Jamás te perdonaré que me robaras a Cosmog! ¡Eso sí que fue despreciable! Con lo mona y obediente que eras de pequeña… Siempre hacías lo que yo te decía, sin rechistar. Pero desde que te has juntado con este incordio de entrenador/a te has vuelto una niña fea, engreída y respondona. Sí, <jugador>, tú tienes la culpa. Y encima tienes la cara dura de venir a corromper nuestro precioso paraíso con tu infame presencia. ¡Eso sí que no pienso consentirlo! ¡Prepárate para sentir en tus carnes la fuerza terrible que puede desplegar Nihilego! ».

Pokémon Ultrasol y Pokémon Ultraluna[editar]

En el anime[editar]

Samina en el Altar del Sol.
Artículo principal: Lusamine/Samina

Samina aparece por primera vez en el ¡El emocionante desafío del huevo de Lylia! (ES) / ¡El desafío de Lillie! (HA) ‹№›, en una fotografía de Lillie/Lylia en el que se la ve feliz con sus dos hijos todavía pequeños.

Hace su debut en persona en el ¡Un sueño de encuentros! (ES) / ¡Un encuentro de ensueños! (HA) ‹№›, donde visita el Altar del Sol, junto con el equipo científico de la Fundación Æther y hace alusión a lo que le contaba su padre de que en ese lugar desde hace mucho tiempo, los Espíritus guardianes tuvieron un fuerte enfrentamiento con los Ultraentes, también afirma que nunca ha logrado visualizar un Ultraente en toda su vida, después Fabio hace mención de que el día anterior pudo detectar una ultra aura y decide viajar a Melemele.

En el manga[editar]

Pocket Monsters Special[editar]

Artículo principal: Lusamine (Pocket Monsters Special)

Lusamine aparece por primera vez en la Fundación Æther, hablando con uno de sus empleados. Más adelante aparece durante un flashback que tiene Lillie mientras habla con la Profesora Burnet. Están caminando cerca del laboratorio de Profesor Kukui y mientras, Burnet le pregunta a Lillie que si ella misma se compra su ropa. Lillie se queda paralizada unos instantes y acto seguido se agacha con miedo, recuerda algunas de las dramáticas escenas del pasado, en las que se ve como su madre la cogía y decidía como quería que se cortase el pelo, qué sombrero llevase y le ponía la ropa como ella quería. Lillie se queja, pues no le gusta como le queda y Lusamine le dice que la está avergonzando. Tras esto, Nebbie sale de la bolsa de Lillie y Burnet lo descubre.

Cuando aparece la Fundación Æther, tiene en su equipo un Clefable, un Bewear, un Lilligant, un Milotic y un Mismagius.

En el JCC[editar]

Samina aparece en el Juego de Cartas Coleccionables Pokémon por primera vez como carta de partidario en la expansión Invasión Carmesí. Las cartas en las que aparece Samina son las siguientes:

Imágenes[editar]

Curiosidades[editar]

  • Samina es la primera antagonista femenina de la saga.
  • El nombre de Samina se basa en la especie de plantas balsamina, plantas que irónicamente se usaban en la antigüedad como remedio contra el veneno.
  • La fusión de Samina y Nihilego durante la trama de Sol y Luna está basada en la Turritopsis dohrnii. Un tipo de medusa conocida como la medusa inmortal, ya que, realmente, es una medusa biológicamente inmortal, pues esta es capaz de volver a un estado joven e inmaduro si ya se encuentra vieja.
  • En Pokémon Sol y Luna durante el segundo combate, todos sus Pokémon se envuelven en un aura que sube sus estadísticas, semejante al aura de los Pokémon dominantes.
    • Durante este mismo combate, los Pokémon de Samina tienen el ceño fruncido (excepto Bewear).
    • El movimiento transformación no puede copiar ninguna de estas auras ni el ceño fruncido, pero sí los aumentos de estadísticas.
  • Samina tiene una gran obsesión con la belleza y, curiosamente, todos sus Pokémon son conocidos como Pokémon de aspecto hermoso o adorable.
  • Posee parecido con Helio, ya que al igual que él, Samina solo quería estar sola con los ultraentes en el Ultraespacio, tal y como hizo Helio en el mundo distorsión, quedándose completamente solo. Además ambos tenían un concepto errado de la "perfección".
  • En contraste con Helio, Samina confirma tener más de 40 años aun cuando su apariencia es la de una chica joven, mientras que Helio tiene 27 años aparentando más. Se cree que su apariencia joven y su obsesión con la belleza podría tener que ver con la famosa Piedra filosofal de la Alquimia, pero esto nunca es explicado en los juegos.
  • Entre la colección de Pokémon congelados de Samina, están los tres amigos de los que habla el cuento infantil de la Escuela de entrenadores.
  • Su nombre en ingles, es escrito como "Lusamine", curiosamente, jugadores de este idioma notaron que la pronunciación del nombre de este personaje es casi igual o idéntica a la frase "lose a mind", que irónicamente significa "perder la mente".

Etimología y otros idiomas[editar]

Idioma Nombre Origen
Japonés ルザミーネ (Lusamine) De la planta balsamina
Inglés Lusamine Igual que en japonés
Español Samina Igual que en japonés
Francés Elsa-Mina Igual que en japonés
Alemán Samantha Igual que en japonés
Italiano Samina Igual que en japonés
Coreano 루자미네 (Lusamine) Igual que en japonés
Chino simplificado 露莎米奈 (Lusamine) Igual que en japonés
Chino tradicional 露莎米奈 (Lusamine) Igual que en japonés

Véase también